Artículo n°43 - Look (Mujeres)
Note cette fiche :
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

No es un corte de pelo, es una manifestación de intenciones!

Pega un tijeretazo para decir aquí estoy yo… por El Sr de las Gafas Amarillas
El Sr. de las gafas amarillas - Blogger de moda y actualidad - http://lukor.com/blogs/eclechico/
He estado guardando en mis archivos esta editorial durante algunas semanas ya que quería tomármela en serio. Tiempo para echarle un vistazo y para escribir algo que mereciera la pena sobre ella. Pero como siempre, los esquemas terminan arrugados en la papelera, y cuando de repente tienes una “revelación” es imposible no volcarla (casi) de golpe.

Ya dije en su momento que apoyaba activamente la decisión de Emma Watson por cortarse el pelo, me parecía que le favorecía muchísimo, que le daba un aspecto aún más fresco, y que encima conseguiría posicionarse como una nueva trendsetter en estilo emulando a grandes iconos del pasado (ya sabéis lo de moda que está revivir y reactualizar estilos), pero considero que un pelado así de radical responde a algo más…

Se trata de un “aquí estoy yo en toda regla”… más allá de cuestiones estéticas responde al concepto de tomar tu propio estética personal por los cuernos y decir: estoy aquí, y soy algo más que una melena, me gusta cambiar y puedo hacerlo de manera radical, pero respetando mi personalidad y mi estilo.

Se me ocurren casos muy concretos de chicas bastante famosas. Aunque casi todas las estrellas (música, cine, show bussines, moda, etc…) han pasado por este paso trascendental del tijeretazo, los casos que comento a continuación, me da la sensación, se trata de verdaderos cambios personales reflejados en la cabellera. Declaraciones de intenciones en sí mismas.

Uno de los casos que más recuerdo es el de Vega. Cordobesa, melenaza morena al entrar a Operación Triunfo que a lo largo de su evolución musical y estética la llevó a cortarse el pelo. Cuál Sansón, su estilo musical dio un salto sustancial aportando algo más, y sin duda, definiéndose de nuevo como una potente apuesta musical.

A nivel internacional, también en el mundo de la música, se me ocurren casos como el de Rihanna, que cuando descubrió las tijeras se imbuyó en un mundo cada vez más arriesgado (y roquero), pasando de ser una cantante pop del montón, a una figura internacional de referencia musical y, cómo no, estilística. Posteriormente esta nena entró en contínua lucha por llamar la atención lo que la ha llevado a cambiar día sí y día también de estilo, estética y peinado, aunque siempre defenderé que aquel corte de pelo con el Umbrella fué el primer paso de su nueva vida (y uno de los pelados más copiados ever) De cuando descubrí lo guerrera que estaba Rihanna con el pelo corto.

En el mundo del cine, ya comentábamos el impacto de Emma Watson, que consiguió desligarse de su repipi imagen de Hermione que la saga de Harry Potter le había impuesto. Emma dio un salto sustancial en “madurez” arriesgando en decisiones personales que después ha sabido potenciar y reafirmar.

Algo parecido sucedió con Kristen Stewart que una vez finalizada la grabación de la saga Crepúsculo, Bella decidió acortar su largo para imbuirse en un proyecto cinematográfico dónde se metía en la piel de unas roqueras de los 70. Arriesgó en vez de colocarse una peluca y eso hizo que la joven se pateara medio mundo con su pelo corto y temblando sin saber que hacer en los photocall (eso no tiene nada que ver con el pelo, es simplemente una apreciación mía..) Una muestra clara de tomarse su profesión en serio, adaptándose incluso físicamente a los papeles que realiza.

En el mundo de la moda, seguro que todos pensamos en la misma: Agyness Deyn se ha posicionado de una forma muy diferente al resto del panorama de modelos a nivel internacional por el simple hecho de defender su platino pelo corto. Años atrás la abanderada del pelo corto sería la musa de los sesenta, Twiggy (sin duda una de las inspiraciones para esta sesión fotográfica de la Watson), a la cual tampoco podemos olvidar por el mero hecho de conseguir revolucionar parámetros estéticos globales en aquella década.

Estos son sólo algunos ejemplos que me vienen a la cabeza así a bote pronto. Seguro que a ti se te ocurren otros casos, de personajes, amistades, familiares, que han hecho de un corte de pelo una declaración de intenciones.

Oye, pero que también puede pasar al revés… esas chicas que acostumbradas a pelo corto por comodidad (o melenita) deciden apostar por largas melenas… por el simple hecho de demostrar que la personalidad es más que una peluca.

La editorial que ilustra esta reflexión apareció en el número de diciembre de 2010 en Vogue UK. Bajo el título de “Mega Watson”, el fotógrafo Mario Testino consigue captar la nueva esencia de la actriz en unas fotografías sencillas y naturales.